Comunidad|

El Otro Camino de Alfredo Sfeir

Por Mario Moreno Rodríguez

La protección del medio ambiente y el desarrollo sostenible son temas críticos en el mundo moderno, y Chile no es la excepción. Quien pretenda ignorar el cambio climático, sobre la excusa del desarrollo, no solo cava su propia tumba, sino también la de las nuevas generaciones. El egoísmo llevado al extremo de heredarle a la humanidad un planeta en peor estado del que lo recibió. En un país, la Constitución es clave, es un mandato del pueblo a los gobernantes, un rallado de cancha o marco regulatorio de los márgenes en que les permitiremos gobernar, es precisamente desde esta perspectiva, en que se hace imperativo plasmar la relación o el marco de interacción que tendrán los gobernantes, la economía, los ciudadanos y Chile en su totalidad con el medioambiente. En este contexto, hace unos días el ex candidato presidencial y primer economista ambiental del Banco Mundial, el doctor Alfredo Sfeir Younis, publicó en sus redes sociales una propuesta para incorporar en la nueva Constitución de Chile los valores fundamentales que deben guiar las políticas públicas en materia ambiental (Revisa propuesta aquí), indicando que este documento lo había enviado, previamente, a la Comisión de Expertos que escribe el borrador de la nueva Constitución.

En su propuesta, Sfeir destaca que Chile debe reconocer como valor constitucional intrínseco e irrenunciable su relación indisoluble con la naturaleza, es decir, que el país debe entender que su desarrollo económico y social está estrechamente ligado con el medioambiente y la biodiversidad. Además, propone incluir el principio de La Integridad Ecológica en lo económico, social, institucional y político, para garantizar que las decisiones y políticas públicas siempre consideren los impactos ambientales. Este preámbulo, de ser incorporado en la nueva Constitución, sería un pivote para nuestra economía. Un cambio de rumbo del extractivismo desmedido hacia la sustentabilidad del desarrollo.

Otro punto fundamental es la protección de la biodiversidad, las especies y semillas nativas, reservas ecológicas y recuperación de flora y fauna, para lo cual sugiere que la nueva Constitución establezca un marco regulatorio sólido para la protección de estos recursos naturales y que se promuevan políticas para su recuperación y conservación. Esto incluiría la promoción de la agricultura y la pesca sustentable, la protección de los ecosistemas y la promoción de la reforestación, entre otros. En esta ecuación, se rompe el paradigma egocentrista de la humanidad por sobre la naturaleza, y se pavimenta el camino hacia una relación de coexistencia con ésta y la trasmutación a ser vista como un ser con derechos.

El economista también propone la adopción de una nueva forma de definir y medir la competitividad del país, a través del concepto de Eco-Competitividad. Esta visión de la competitividad no sólo se enfocaría en el crecimiento económico, sino que consideraría también el impacto ambiental y social de las políticas públicas y de las empresas. En este sentido, se propone fomentar la innovación y la tecnología limpia, promover la eficiencia energética y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero. Es decir, una mirada de conjunto pensando en data histórica, el impacto presente y las repercusiones que tendrán en el futuro todas las actividades económicas, un enfoque integral y sostenible en materia ambiental, que reconozca los derechos de la naturaleza y la importancia de la biodiversidad para el desarrollo del país.

La propuesta de Sfeir es extensa, comparada con el borrador para este punto presentado hace uno días por los expertos, donde se aprecia la nula preocupación por la crisis medioambiental, incluso se consagra, constitucionalmente, la relación privado/gubernamental para resolver los temas ambientales, ni siquiera se menciona a la ciudadanía que, frente a estas decisiones, debiera ser la voz mandante y deliberante. Paradójicamente, se nota la falta de un experto medioambiental en el Consejo. Por esto, y antes de que aparezcan los primeros borradores consultados con ChatGPT, insto a esta Comisión a hacer copy/paste de la propuesta de Protección del Medioambiente, Sostenibilidad y Desarrollo, para la nueva Constitución, de Alfredo Sfeir, un verdadero experto.


Fuente: El Mostrador

Agregar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Close Search Window